Pagina en construcción desde 1975...más o menos.

26.8.09

I watch the faces come-&-go


Bueno, Gutierrez es de esa clase de personas que evita hacer ciertas preguntas, ciertas preguntas que pueden tener respuestas que no quiere escuchar.

Sin embargo en un acto de valentía súbita, se levanto de su mecedora, dejo su pipa de hacer burbujas de colores y camino rumbo a la casa de la chica del balcón, su amor aun platónico.


Tardo más de dos horas en llegar, a pesar de que solo siete cuadras los separaban, pero la indecisión de Gutierrez hacia que caminara dos cuadras y retrocediera una y media.


Al fin llego y luego de arrojar todo lo que encontró a mano hacia su ventana (un conejo de angora, una planta de romero, un cubo de Rubrick, un cd de Isabel Pantoja), ella se asomo.


Entonces Gutierrez valientemente le pregunta:

-Todavía me queres?-


Pero sin dejar que ella (sorprendida) le conteste, él añade:
Yo todos los días la recibiría con una rosas
Le abriría todas las puertas
Le diría siempre "gracias" y "por favor"
Le regalaría siempre su chocolate preferido
Cocinaría para usted y aunque se ofrezca a lavar, yo me negaría
Luego haría un té y me sentaría acurrucadito a su lado


Y le dijo:
- Puedo hacer que esto sea así siempre...


Y Gutierrez vio como ella salia corriendo en dirección opuesta.
Supuso que fue a comprar un vaso, un plato y cubiertos para invitarlo a cenar esa noche.

18.8.09

I´ve found safety in this loneliness


Se acerca el cumpleaños numero ..... de Gutierrez (completar la linea punteada)


Y con la inminente celebración del mismo, llega un sin fin de emociones mezcladas.


La alegría de ver a sus amiguitos, la tarea de borrar sin leer mensajes de texto y mails, se ve levemente empañada por que sabe que ningún regalo o festejo superara el de su cumpleaños numero 8.


Lo detallo a continuación:


En un hermoso día, su madrina Mirtha le hizo una torta espectacular que representaba un partido de fútbol, específicamente el clásico que es televisado a todo el mundo, con todos sus jugadores (no puedo decir lo mismo de mi madrina), el estadio repleto en toda su capacidad con 55.897 aficionados, de los cuales 47.876 pagaron entrada y ese día la recaudación fue de 1.598.362 pesos.

Su madre (una santa) le regalo un disfraz de Hombre Araña, lastima que no lo conserve hasta la fecha, ya que hubiera sido muy popular en las kermesses que se organizan por acá.

Sus primos no se quedaron atrás y le regalaron un hermoso vestido azul que no dudo en ponerse y salir afuera a correr por la pradera mientras su abuelo le gritaba:


- Heidi, Heidi!-


y él nada; feliz en su mundo.

Archivo del Blog

Leve info (descafeinada)

Se produjo un error en este gadget.
Fundación Copyleft