Pagina en construcción desde 1975...más o menos.

28.9.11

getting off on distortion & the exuberance of youth


"Incluso la tarea mas tediosa e irrelevante, puede tornarse maravillosa si es realizada por un divergente mental" - Albert Einsten.-
(Mentira; lo acabo de escribir)








Encerrado en sus propios pensamientos transita el mundo en su veloz monopatín, dejando solo una estela, un maravilloso rastro de milanesas a la napolitana con abundante ajo o bien lo que sea que haya comido hace unos instantes.

Sus recuerdos van y vienen, jugando con su mente o casi rozando el Alzheimer.

En apenas un abrir y cerrar de ojos viene a su mente el recuerdo de una bella tarde en la que se sintió verdaderamente útil al hacerle un favor a su vecina.
No era una gran hazaña ni mucho menos, solo tenia que llamar a un numero telefónico y solicitar un turno con un ginecólogo especializado. Hasta un niñito podía hacerlo.

Y Gutierrez llamó:
-Buenas tardes, quisiera solicitar un turno con el Dr. Gamborelli.-
-Perfecto señor, ¿que edad tiene su señora?- Pregunto la secretaria, y un mundo de infinitas posibilidades se abrió ante Gutierrez. Sus ojos brillaron, su pulso se acelero y luego desacelero, se le escapo incluso un pequeño chorrito de pis, luego reacciono y dijo.

-En realidad dijo Gutierrez- haciendo una pausa dramática e interesante- la edad no es un tema que me interesa o me interesara alguna vez, ya que como usted sabe, uno siempre es joven en algún lugar de su corazón, y tampoco es algo que le diría a usted acerca de mi señora...antes prefiero resaltar otras miles y miles de maravillosas cualidades como por ejemplo el ruidito que hace al estornudar cerrando los ojitos, o la manera en que disfruta cepillar su largo y sedoso pelo antes de irse a la cama, también me encanta la manía que tiene de adoptar todos y cada uno de los gatos del vecindario (aunque a veces pienso que son muchos), puedo hablar por horas también de lo mucho que le gusta cocinar para amigos o vecinos (rara vez cocina cuando estamos solos), o de la dedicación y esmero que pone al decorar la casa estilo campestre o cualquier estilo que este de moda esa semana en la revista Living, no quiero dejar de pensar en su capacidad para los idiomas y el yenga; en fin la lista es casi interminable...



Gutierrez no solo no consiguió el turno, sino que su vecina jamás volvió a dirigirle la palabra.

16.9.11

The story in the smells of objects


Un desafortunado Gutierrez insiste en no conocer profundamente a ninguna persona hasta no llegar él mismo a conocerse. Tarea semi imposible.










Sentado solo en el patio de su casa simula leer un diario Japones mientras toma un té de avellanas con miel, Gutierrez habla con su mano y le pregunta: "sabes que estoy pensando?", y se divierte durante trece horas seguidas solo por que tiene hipo e imagina que son pequeñas cositas que no se animan a salir de adentro suyo, que juegan a tomar impulso desde abajo para poder surgir dándose fuerzas una a la otra. Las visualiza a cada una con sus propias manitos y patitas, con caritas sonrientes jugando como chicos.
Incluso intenta acercar su propio oído para poder tener alguna clase de indicio o pista de lo que se avecina. Como haríamos todos nosotros.

Archivo del Blog

Leve info (descafeinada)

Se produjo un error en este gadget.
Fundación Copyleft