Pagina en construcción desde 1975...más o menos.

23.7.12

all lives liven, loved or taken

Gutierrez visita día tras día su lapida en el cementerio local. Esta maravillado con la inscripción que le han puesto:
"Por suerte pude seducirlos a todos"










Poco hábil para casi todo lo que intenta emprender en la vida, no es de extrañar que Gutierrez salga perdiendo siempre en todas y cada una de las  negociaciones que a intentado ganar o al menos empatar.

Tan de moda en estos tiempos hacer contratos al estilo de las celebridades para proteger el patrimonio, en caso de que el amor se termine y las cosas no resultan como habíamos planeado, que hasta Gutierrez se vio obligado a firmar uno en su momento.

Así llegado el  instante irremediablemente detestable de dividir las pertenencias, Gutierrez no tiene otra cosa mas que ofrecer que sus recuerdos y memorias. Lo material escapa de su imaginación y alcance monetario.

Salidas nocturnas sin destino fijo, risas sin mayor motivo, enamoramientos fugaces y no tanto, cicatrices, algunos tatuajes inocentes, agorafobias, mordidas de mascotas, cartas cruzando el atlántico, cartas cruzando el pacifico, cartas cruzando la habitación, besos, mimos, abrazos, todo eso y mas quedo en manos de su ex.
A Gutierrez solamente le quedaron los recuerdos de dormir y de comer que no están mal después de todo.

Por lo tanto decidido a crearse nuevos y buenos recuerdos empieza a escribir todo lo que aparece en su mente en una pequeña libreta que cabe en la palma de su mano.
He aquí su primera anotación:


I missed you when we where lovers...loved you best when you where gone.





4.7.12

there are things that wait in there

Gutierrez realiza una visita guiada por el Infierno, Satanas amablemente le muestra las instalaciones y le ofrece algo de beber. Juntos recorren los grandes saunas, las piletas climatizadas, las canchas de tenis y mas, miles de personalidades varias ya disfrutan de una eternidad en el posible hogar de retiro de Gutierrez.


























Siglos pasaron desde que  era un hombre libre corriendo en paños menores por la avenida principal de su pueblo natal, con una mascara de hombre lobo aullando a los transeúntes desprevenidos.

La madurez sentimental en forma de una mujer hermosa se hizo presente en su vida hace ya casi unos diez años.

Ahora Gutierrez pasea por su casa en bata y con su pipa de burbujas de agua sabor lavanda, mientras lee libros de filosofía griega ya que siempre se considero un filosofo, al menos en su cabeza.
Su imagen es la serenidad personificada, nada ni nadie lo altera, su corazón late exactamente a 58 veces por minuto, ni uno más ni uno menos, en caso de alterarse ese ritmo se compensara en el minuto siguiente, ya sea restando o sumando latidos según corresponda.
Sus alimentos están ordenados en concordancia con sus vinilos antiguos, por color, orden alfabético, y orden de aparición en su vida.
Sin embargo una tarde de verano esta tranquilidad se interrumpida. Su primera novia (que no se corresponde con su primer amor) golpea a su puerta. Vuelve para decirle que lo ama, que su vida no es la misma desde que no esta con él (aunque eso parezca una obvie dad siente la necesidad de decírselo), y arrodilla ruega que vuelva a su lado.
Gutierrez duda unos segundos y luego se plantea:

A) Volver a su lado
B) Decirle: "disculpe, usted me confunde con otro"
C) Volver a su lado y luego decirle "disculpe, usted me confunde con otro"
D) Considera la posibilidad de hacer algo entre los tres, contando aunque sea con la aprobación de 2/3.
E) Tomar su monopatín y huir tan lejos como pueda.
F) Todo lo de arriba.
G) Nada de lo arriba.
H) "Mi habla poquito ispañol"
I) Cerrar la puerta sin mediar palabra, pretender que nada de esto nunca sucedió. Ni siquiera su vida.

Archivo del Blog

Leve info (descafeinada)

Se produjo un error en este gadget.
Fundación Copyleft