Pagina en construcción desde 1975...más o menos.

12.9.10

Bring your happy dancing bodies


AHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH, hablando de idioteces...

Pocas veces eh visto a Gutierrez tan feliz y relajado como en estos días que se desplaza velozmente en su monopatin por la ciudad y rumbo hacia la nada.







Creo que una de las ultimas veces que lo vi así de feliz fue en uno de sus trabajos.
Fue cuando trabajaba de "Eco" en una caverna.
Si bien en un principio se limitaba solamente a cumplir su función especifica para la cual fue contratado, por ejemplo:
Si el cliente en cuestión, al acercarse a la caverna gritaba: "Hooolaaaa";
Gutierrez debía repetir: "Hooolaaaa", sin alterar ni una sola letra, pero con el pasar de los días, su supervisor noto gran potencial en él, dándole rienda suelta para que se desarrollara en su trabajo.

Así la caverna se convirtió en una gran atracción turística en el país, era obvio, no todas las cavernas tenían un eco con identidad propia.

La gente ahora gritaba: "Hooolaaaaa"
Y del otro lado se escuchaba: "Como va? para que va a ser un hermoso día no?, yo lo aprovecharía para salir a pasear por la playa, o bien lo desperdiciaría de una manera envidiable, tan solo sentado en el césped mirando el cielo"

Entonces la gente llegaba desde lugares lejanisimos tan solo a conversar por que se sentía solitaria o para pedir consejos amorosos, o sobre salud, economía, anatomía, deportes, fauna y flora o la receta casera de las croquetas de arroz de la abuela Elvira de Gutierrez.

Pero Gutierrez siempre esperaba el momento del día de la semana o del mes en el que alguien le pedía consejos sobre como tratar con mucho cuidado y con mucho cariño a la Vaquita de san Antonio (Saint Etienne).

Ahora Gutierrez sigue su viaje hacia lugares desconocidos, al menos para él

Archivo del Blog

Leve info (descafeinada)

Se produjo un error en este gadget.
Fundación Copyleft