Pagina en construcción desde 1975...más o menos.

27.7.10

Don’t slip into ’thinking’, keep moving, write.




Gutierrez ama la sensación del viento en su cara, en realidad no sabe si en realidad lo ama o tanta publicidad subliminal le hizo creer que es bueno que el viento frió, bichos de todas clases y mini objetos contundentes que no dejan abrir sus ojos... es sensacional.

De todas maneras sabe que mientras recorre el mundo en su monopatin tiene tiempo para hacer varias cosas, como por ejemplo la lista del supermercado (tarea que luego descarta ya que no trajo ni una bolsa en donde llevar los víveres), o bien, repasar todo aquello que lo alejo de la metrópolis y/o la civilización urbanizada.
Y al parecer la palabra que encabeza la lista es "desilusión", que Gutierrez aclara que no es por parte de él, sino por parte de los demás.
Como cuando le pidieron organizar una fiesta sorpresa para su madre.

Y se lo tomo al pie de la letra. La organizo tan bien que la fiesta se hizo en enero (a pesar de que la fecha del cumpleaños era el 02/09), invito gente que ni él ni nadie conocía, le compro maravillosos regalos que ella jamás esperaría (maquetas de aviones, tarántulas, cactos secos, gotas para ojos, un libro de autoayuda al suicida) lo que supondría una verdadera sorpresa!, no le dio a nadie la dirección, ni le contó de sus planes, ni dio señales de vida, ni si, ni no, ni blanco, ni negro, ni uno, ni dos.

Prefirió no pensarlo mucho (como si eso fuera una novedad), se subió a su monopatin y partió raudamente hacia lugares desconocidos, al menos para él

25.7.10

I don’t know why I’m writing this either.


Luego de viajar por más de tres meses en su monopatin y al encontrarse a dos cuadras de su casa, Gutierrez visualizo el hogar de la mujer que siempre amo (o que siempre le tuvo ganitas), y ni lento ni perezoso freno su monopatin, anoto la dirección de la casa y corrió a buscar una guia telefónica.

Ya con la guia de teléfonos publicos en su poder, busco el teléfono de la casa, trabajo que solo le tomo nueve horas, y supo al fin el nombre de la mujer de sus sueños.
Por el nombre pudo más o menos deducir en que año había nacido, o suponer que fue nombrada así por una tía solterona que jamás tuvo o tendrá hijos/as, así en el caso de ir a cenar alguna vez con toda la familia, debería aprenderse un nombre menos, pero hacer distinciones al nombrar, por ejemplo:

-Brunilda, mi amor.

-Brunilda, la tía de mi amor.

Igual a Gutierrez poco y nada le interesa ir a cenar con toda la familia de Brunilda y actuar en dicha cena como todos esperan que él actúe, como si hubiera una especie de normativa tacita o reglas no escritas de comportamiento que implican sonrisas al por mayor y una educación digna de la realeza, Gutierrez prefiere comer en lo posible sin usar cubiertos o ropa interior.

Luego lo pensó mejor, y ante la posibilidad de un romance perfecto una vida plácida y sin sobresaltos, monto de nuevo su monopatin, prendió la radio y siguió su camino hacia lugares desconocidos...al menos para él.

21.7.10

I’ll be in your poem if you’ll be in mine


Harto de vivir, Gutierrez abre la ventana de su casa y se arroja...hacia adentro, ya que no soporta más a la gente, a los semáforos, a los teléfonos celulares, a las impresoras láser, a los dvd´s con comentarios del director y una lista de 134 cosas más.*

En un principio pensó que tal vez le gustaría estar dentro de su casa alejado de todo y de todos, pero luego observo que hay cientos de cosas en la casa que le recuerdan a él mismo, que también esta incluido en la lista.
Del mismo modo descarto la idea de volverse autista, la sola idea de pasar 23 o 24 horas con él mismo lo hizo marearse levemente.

Así que sin pensarlo mucho (como si eso fuera una novedad) Gutierrez se subió a su monopatin y partió raudamente hacia lugares desconocidos, al menos para él.




*si están interesados en esta lista, por favor escribir a jeremias8@yahoo.com

5.7.10

I got you on my brain again, again, again, again




Gutierrez harto de su vida decide abrir la ventana y arrojarse al vació...
No mentira.


Temiendo caer en las redes de alguna adictiva red social como Twwiter, Facebook o el catolicismo, Gutierrez decide buscar la felicidad en la cosas simples de la vida (la tapa del inodoro calentita y esas cosas), así decidió él también simplificarse.


Comenzo con su guardarropa, ropa de invierno, ropa de verano???, no va más, solo ropa de un solo color y lo mínimo e indispensable; como hacía Toto Zaugg que andaba con la misma ropa en verano e invierno, sus vecinos pensaban que era admirable al no tener frió, pero frió tenia, lo que no tenia era un abrigo (Patas arriba)
Luego abrió la heladera y vio mil productos innecesarios! por lo que procedió a tirar todo a la basura símil astro de la NBA, con un porcentaje de acierto de 34%.


Acto siguiente se situó frente al espejo, agarro su maquina de afeitar y no dejo ni un solo pelo en todo el cuerpo, a continuación ya con una herramienta casera previamente desinfectada se dispuso a sacarse el 65% de la dentadura, al fin y al cabo consumiria más bebidas que comidas.


Entonces ya entusiasmado y con el bisturí que la Dra. se olvido alguna vez en casa se abrió el pecho y se auto practico una cirugía en la cual se retiro el pulmón derecho, varias costillas, 23 metros de intestino, un riñón y el apéndice (por las dudas), un brazo , los dos ojos (ya que prefiere escuchar antes que ver)... y ahora si pudo afirmar que la simpleza trae la felicidad.

Archivo del Blog

Leve info (descafeinada)

Se produjo un error en este gadget.
Fundación Copyleft